MALTRATO PROFESIONAL EN LA DIRECCCION DE TRIBUTOS

Por la presente y ante quien corresponda queremos poner en conocimiento de las autoridades competentes el maltrato que se ejerce desde la Dirección de Tributos al personal subalterno. Los políticos platican mucho del respeto a los derechos humanos pero luego son los primeros en vulnerarlos cabal con los más próximos. La mayoría del personal lleva laburando en los servicios centrales por más de veinte años, somos una plantilla con experiencia y eficiente , y tenemos que bancarnos a los dirigentes de turno, cuyo único afán es explotar al trabajador sin otro fin que sacar su propio provecho. Desde la arribada de la nueva dirigencia, los gritos imperan y nadie parece estar libre de esa ira del poderoso que sólo entiende de obediencias debidas. Tal vez el motivo es que ahora no les permiten el contratar asesores, la forma de dar laburo a sus parientes y amigos, y por eso la toman con los que acá estamos: loc componentes del sindicato ya saben de nuestros reclamos, que tienen que ver tanto con el trato personal, pero parecen mirar a otro lado. Llevamos ya dos años en esta situación insostenible, si no lo hemos denunciado antes es por respeto a la institución a la que venimos sirviendo desde tanto tiempo, fungiendo cada uno en nuestras responsabilidades sin dar motivo de queja. Pero alcanza el instante en el que la dignidad personal debe ser reclamada como elemento esencial de nuestro accionar, si no somos claros con esto, si no defendemos nuestros derechos como corresponde, terminaremos en el piso.
Que al menos las autoridades provinciales tomen nota de este pedido, si se ponen a indagar verán que la mayoría de los trabajadores comparte el mismo sentir, si no se atreve a manifestarlo es sólo por miedo o por pudor, o por sobre todo por ser honrados profesionales que no quieren causar problema. ¿ No hay acaso un departamento de personal encargado de velar de estos abusos? ¿ por qué dejar al riesgo manifiesto personal de cada uno el denunciar estos comportamientos lamentables? Las institucines deben velar por el quehacer de sus dirigentes, preservando los derechos de los empleados, y evitando estos abusos que recién pasan acá, pero de seguro suceden en otros organismos e isntituciones, con absoluta impunidad para quienes los cometen.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This